Proyecto Sur: repercusiones después de las primarias

Alcira Argumedo

Pino Solanas

Pino Solanas: “Victor De Gennaro siempre ha saboteado a Proyecto Sur”

Alejandro Bodart

Esta fue la primera elección de importancia donde Proyecto Sur participo sin Pino Solanas como candidato central. No se logró pasar la prueba. La simpatía y el apoyo hacia Pino y las causas que defiende el movimiento, y que él tan bien propagandiza, no se trasladó a la boleta de Proyecto Sur y sus candidatos. Sin Pino, gran parte de los votos de nuestro espacio fueron a parar al Frente Amplio Progresista y en menor medida a otras listas. El FAP se benefició también de la coyuntura en la que se desarrollaron las elecciones, más proclive a expresiones tibias y lavadas que a propuestas revolucionarias como las que levanta Proyecto Sur.

Debates a realizar

El resultado de las elecciones reabre la discusión sobre si fue acertada o no la decisión de que Pino resignara su candidatura presidencial para competir por la jefatura de gobierno porteña. Hay argumentos de peso para fundamentar una u otra opción. Si no se postulaba como Jefe de Gobierno hoy queda más claro que hubiéramos desaparecido del principal territorio del Movimiento y perdido la oportunidad de seguir fortaleciéndonos en Capital, obteniendo los diputados y comuneros que logramos. Hoy también tenemos más claridad del altísimo costo que terminó teniendo esta decisión. Sin Pino como candidato a presidente se debilitó el desarrollo del movimiento a nivel nacional y al no lograrse construir una candidatura alternativa de peso terminamos fuera de la carrera presidencial.

Viendo la distancia que nos sacó el FAP electoralmente, alguien nos puede plantear si no hubiera sido mejor ir con ellos pese a las condiciones leoninas que quisieron imponernos. Creemos que en este tema se actuó correctamente, pese al costo electoral que se tuvo que pagar primero en Capital y luego en las primarias. No concretamos la unidad porque no existían bases políticas ni metodológicas como para un acercamiento. Actuar distinto hubiera significado rifar nuestro programa y los principios que dieron origen a Proyecto Sur por un mero calculo electoralista. De esta forma el proyecto que defendemos, y que pese al golpe sigue vigente, habría desaparecido.

Por último, analizando los resultados del FIT, puede haber compañeros que se pregunten si no fue equivocado que no realizáramos una campaña esencialmente democrática como la que ellos llevaron adelante. Aunque creemos que fue un error que este punto estuviera prácticamente ausente del discurso de los principales candidatos de Proyecto Sur, no coincidimos en que ese podía o debía ser el único perfil de nuestro movimiento, ni creemos que aun haciendo centro exclusivo en este tema estuviera planteado para nosotros un resultado similar al del FIT. Sin querer desmerecer los meritos de la campaña que realizaron los compañeros del FIT, no se puede desconocer el peso decisivo que tuvieron en el resultado obtenido los comunicadores de grandes medios nacionales como Rial, Silvestre, Chiche Gelblum o Pergolini, que fueron los ideólogos y artífices de la campaña que ellos mismos bautizaron “un milagro para Altamira”. Estos periodistas quisieron medir el peso de las redes sociales y seguramente cotizarse mejor como formadores de opinión. Eligieron para su experimento a quienes consideraron más débiles e inofensivos. Otros en el 2001 inventaron a Zamora. Muy difícilmente nos hubieran elegido a nosotros como beneficiarios de “su” milagro, ya que el Movimiento Proyecto Sur lejos de ser una fuerza testimonial tiene un programa y una estrategia al servicio de construir una herramienta para influenciar franjas de masas y disputar el gobierno.

Nuestros errores más gruesos

Uno de ellos fue no haber lanzado con fuerza la candidatura presidencial de Alcira Argumedo el mismo día que se anuncio que Pino se postularía como Jefe de Gobierno. Alcira es una compañera muy reconocida en el Movimiento, pero completamente desconocida para la mayoría de la población. Recién salimos a impulsar nuestra formula presidencial cuando estaba terminando la campaña de Capital y quedaba menos de un mes para las primarias. Esto nos hizo perder un tiempo enorme en la instalación de la compañera, que luego no pudimos recuperar.

La subordinación de la campaña nacional a la de Capital también provocó confusiones políticas en relación a Binner y el FAP que terminamos pagando electoralmente. Al ir en una misma lista con el PS y los demás componentes del FAP en la elección a jefe de gobierno, en determinado momento aparecimos levantando innecesariamente la figura de Binner en desmedro de nuestra propia formula presidencial y todo esto hizo que un sector importante de nuestros votantes no terminara entendiendo por qué se produjo luego la ruptura.

Hay que realizar muchos cambios

En esta campaña han quedado en evidencia muchos problemas políticos y organizativos, algunos de carácter estructural, que deberemos analizar y tratar de solucionar si queremos recuperar el dinamismo que hemos perdido. Quedó en evidencia, por ejemplo, la ausencia de una política destinada a postular públicamente nuevos referentes del movimiento para que no tengamos que depender exclusivamente de la actividad de Pino Solanas. También la falta de un funcionamiento orgánico que permita la participación de todas las corrientes y la militancia en la toma de decisiones, única forma de buscar contrapesos para equivocarse cada vez menos y fortalecer el desarrollo armónico e integral del movimiento para que en un futuro Proyecto Sur tenga el mismo peso que la figura de Pino.

Si logramos debatir entre todos un balance bien objetivo de las últimas elecciones, sacar la mayor cantidad posible de conclusiones correctas y comenzar a realizar todos los cambios que sean necesarios para que el movimiento nuevamente retome la ofensiva, estamos convencidos que pese al golpe terminaremos saliendo fortalecidos de esta experiencia.

Mario Mazzitelli

Mario Mazzitelli: “Agradecimiento y gratitud a todos los que confiaron en nuestra propuesta”

Agradecimiento y gratitud a todos los que confiaron en nuestra propuesta.Incluso en un momento en que fuimos corridos del centro de la escena por operaciones de afuera y de adentro.
Confiamos en nuestro pueblo y en nuestro proyecto. En cada etapa hemos planteado un conjunto de tareas cuyo cumplimiento en cierta medida “la Argentina” fue realizando. Quizás un poco después, siempre fueron otros los que ejecutaron, dado que el poder nos ha sido esquivo. Deberemos aprender a construir poder. Nunca es tarde.
Las tareas democráticas en gran medida están cumplidas. Falta republicanismo y calidad institucional.

Hay muchas cosas pendientes. Pero la convicción democrática está definitivamente consolidada.

Nos falta en cambio en la recuperación de los “recursos” que son de los argentinos y que el gran capital los saquea en función de sus propios intereses.
Nos falta el relanzamiento de las “industrias estratégicas”, entre ellas el tren para todos.
Nos falta “justicia social” aunque la bonanza haya alcanzado a la mayoría, los niveles de desigualdad son enormes y los bolsones de indigentes inadmisibles.
Nos falta “un cacho de cultura” para que la tele no nos seque la mente, usemos un poco más el mate y cambiemos la cultura del individualismo y el egoismo por la cultura de la solidaridad y la cooperación.
En fin. Porque nos falta seguimos luchando. Y todo lo que hemos avanzado como sociedad nos alienta. Porque la Democracia se realiza en el Socialismo, tanto como el Socialismo se realiza en la Democracia.

No es el principio del fin, sino el final del comienzo
¡JUNTOS, SEGUIREMOS ADELANTE!

Mario Cafiero

¡¡A levantar la frente, que hay mucho por andar!!

Cumpas: en primer lugar vaya mi sincero agradecimiento a todos y cada uno de los militantes del Movimiento Proyecto Sur que pusieron todo para afrontar una campaña en condiciones que sabiamos eran sumamente adversas.

Somos una fuerza nueva que tiene como objetivo emancipar nuestra Nación y que el pueblo argentino viva mejor . Para ello sabemos que hay que dar innumerables batallas. Ayer dimos una de ellas.Y no me caben dudas que estuvimos muy por debajo de los objetivos y expectativas. No estoy de duelo por ello, ni creo que nadie deba hacer de esto una tragedia. Hay que analizar las causas de estos magros resultados electorales, lo contrario seria ser necios.

Nuestros objetivos politicos podrán alcanzarse si actuamos con pasion, pero tambien corrigiendo los errores, que solo pertenecen al universo de personas que hacen, construyen y por lo tanto se equivocan.Indudablemente ha habido errores propios y tambien innegablemente un contexto extremadamente desfavorable. NO es este el medio para un análisis.

Tenemos que darnos un espacio de discusión y debate, sincero y solidario, para comenzar con más fuerza y más ganas la próxima etapa.

Y seguir en la lucha, por lo que creeemos que es justo. Un abrazo y a levantar la frente, que hay mucho por andar!!!

 

Vilma Ripoll

Después de la primarias, la dirigente nacional del MST en Proyecto Sur y algunos activistas de su partido participaron de jornadas a favor del derecho a la interrupción voluntaria del embarazo y del de identidad de género para personas trans en el Senado de la Nación. En esta actividad organizada por la Federación Argentina LGBT y ATTTA, Ripoll señaló:”El debate a favor del Derecho a la Identidad de Género tiene que instalarse en la mesa de todas las familias como el matrimonio igualitario el año pasado. Con unidad en la diversidad se logrará la ley”.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s