Desafiante, Hamas rechazó el desarme

La Nación
Incertidumbre por el futuro en Medio Oriente: la agrupación palestina se niega a reconocer a Israel

 

El movimiento extremista desestimó las amenazas de la UE y EE.UU. de cortar la ayuda económica si el grupo no deja las armas

GAZA.- El grupo radical islámico Hamas se mostró ayer desafiante y rechazó los llamamientos de la comunidad internacional para desarmarse y renunciar a la violencia, bajo la amenaza de recortarle la ayuda económica a la Autoridad Nacional Palestina. Y dio un paso más allá al anunciar la posible formación de un ejército palestino.

"Esta ayuda no puede ser una espada de Damocles sobre las cabezas del pueblo palestino, y no seremos objeto de ningún chantaje a nuestra gente, de un chantaje a Hamas y a la resistencia", dijo ayer Ismael Haniyeh, uno de los líderes de la organización, que encabezó las listas de las elecciones del miércoles último, en las que Hamas se impuso por mayoría absoluta.

Haniyeh replicó así a la amenaza de Estados Unidos de cortar los 234 millones de dólares de ayuda financiera prevista para este año para los palestinos. La Casa Blanca advirtió que no podría dar esa asistencia a un gobierno formado por Hamas, al que considera un grupo terrorista.

Responsables europeos también han dicho que si Hamas se niega a renunciar a la violencia y a reconocer Israel, podría tener consecuencias en sus relaciones con una Autoridad Nacional Palestina (ANP) dirigida por Hamas. La Unión Europea (UE) es el mayor donante de la ANP, con 500 millones de euros (612 millones de dólares) el año pasado.

Desde Damasco, el líder general de Hamas, Khaled Meshaal, instó a la UE a seguir aportando ayuda económica a los palestinos. "No castiguen al pueblo palestino por haber elegido libremente", afirmó, y añadió que los palestinos tienen derecho a un apoyo económico en vista de que "languidecen bajo la ocupación".

Meshaal se mostró partidario de abrir canales de diálogo. "Estamos deseosos de emprender un diálogo con Estados Unidos y Europa, pero tienen que respetar nuestra voluntad y nuestras posturas, sin tratar de imponernos condiciones", dijo.

Sin embargo, desafiante ante la presión internacional, Meshaal afirmó que los palestinos sólo se desarmarán y acabarán con la lucha armada cuando Israel termine con su ocupación de las tierras que los palestinos quieren para formar un Estado independiente.

"Mientras la ocupación exista, el pueblo palestino tiene el derecho de defenderse y resistir la ocupación. Logramos conducir la resistencia, lograremos conducir la política, las reformas y el cambio", aseguró.

Un ejército palestino

Meshaal rechazó un eventual desarme de su movimiento y aseguró que Hamas está listo para fusionar facciones armadas, incluyendo su ala militar, para formar un "ejército palestino que garantice la seguridad del pueblo".

"Queremos formar un ejército como el de cualquier país, un ejército que defienda a nuestro pueblo de una agresión", dijo, y aseguró que los palestinos se protegerán "de la ocupación extranjera", en referencia a Israel.

Meshaal también dijo que Hamas va a honrar los compromisos hechos por la ANP con Israel, siempre y cuando sirvan a los intereses de los palestinos, a pesar de que insistió en que el grupo no reconoce al Estado judío, otra de las exigencias que le había planteado la comunidad internacional. "No vamos a reconocer la ocupación israelí, pero somos realistas y sabemos que las cosas se hacen gradualmente", señaló.

Por otra parte, Meshaal, cuya agrupación perpetró decenas de ataques suicidas contra israelíes, alertó a los votantes israelíes, de cara a las elecciones generales de marzo, que la fuerza no traería seguridad. "No hay ningún líder que les pueda ofrecer seguridad ante un escenario de ocupación. Si quieren que termine el baño de sangre, entonces respalden el resultado [de las elecciones palestinas]", afirmó.

En cuanto a la política interna palestina, Meshaal aseguró que Hamas "tiende la mano a Al-Fatah" tras el resultado electoral. "Nos necesitamos los unos a los otros", por lo que hay que trabajar juntos "por el interés del pueblo palestino", opinó. Al-Fatah rechazó la posibilidad de formar un gobierno de coalición con Hamas.

Enfrentamientos internos

A la incertidumbre sobre la formación del próximo gobierno palestino, se suma el peligro inmediato de que tras la victoria electoral de Hamas se dispare la violencia entre milicianos de ese movimiento islámico y los del derrotado de Al-Fatah.

Ayer hubo enfrentamientos nuevos armados entre militantes de sendos movimientos en la ciudad de Jan Yunis, en la Franja de Gaza, donde resultaron heridos siete agentes de policía de la ANP y cuatro civiles.

Además de los enfrentamientos entre ambos movimientos, el derrotado Al-Fatah, partido que controló la vida política palestina durante más de 40 años, atraviesa una crisis interna. Miles de simpatizantes del partido salieron a las calles palestinas ayer para protestar por la derrota en las urnas y pedir la dimisión de sus líderes, incluyendo al presidente palestino, Mahmoud Abbas.

Además, grupos armados vinculados con Al-Fatah tomaron sedes de la agrupación y realizaron protestas en edificios públicos para rechazar cualquier forma de alianza con Hamas en un futuro gobierno palestino.

Varios hombres armados invadieron ayer la sede del Parlamento en Ramallah (Cisjordania) y dispararon desde su tejado. Después, unos 600 militantes de las Brigadas de Mártires Al-Aqsa, milicia armada vinculada con Al-Fatah, caminaron hasta la Muqata, sede de la presidencia en esa ciudad, furiosos por la humillación que ha supuesto esta derrota.

Agencias Reuters, ANSA, AFP y EFE

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s