La reactivación de los trenes, con fines sociales y electorales

La Nación
 
Kirchner genera empleos y reúne a dos sindicalistas fuertes: Maturano y Moyano
 
El plan de reactivación de los servicios ferroviarios que se propuso el presidente Néstor Kirchner como promesa preelectoral empezó a tomar forma con el decreto 1683 del año último. La norma autorizó al Ministerio de Planificación Urbana que conduce Julio De Vido -por medio de la Secretaría de Transporte, de Ricardo Jaime- a desarrollar las obras necesarias.

No sólo le permite al Gobierno "cumplir un fin social [y] diferenciarse de la política de Carlos Menem, que destruyó los ferrocarriles", según aseguró una fuente oficial a LA NACION, al tiempo que consiguió que el apoyo gremial transcendiera lo imaginable meses atrás.

¿Por qué? Según supo LA NACION, el secretario general de La Fraternidad (maquinistas), Omar Maturano, quien se retiró junto a los "Gordos" (grandes gremios) de la CGT por desavenencias con el camionero Hugo Moyano, la semana última recibió a éste en su despacho del quinto piso del gremio ferroviario.

Ambos dirigentes hablaron de la "estrategia conjunta" en la que sus sindicatos participan, frente al estado de emergencia por 180 días que Kirchner decretó para el Belgrano Cargas, cuyo funcionamiento garantizó el oficialismo con un subsidio oficial no reintegrable. Se permitió el ingreso de un inversor privado, que en estos seis meses será el grupo Macri, junto con la compañía china Sanhe Hope Full Grain & Oil; Roggio y Emepa -concesionario de la hidrovía y del ferrocarril Belgrano Norte-, y que luego de ese plazo, se quedará con la concesión del ramal con un aporte inversor del 70 por ciento.

"Función social"

En el Belgrano Cargas tendrán participación minoritaria el Estado (10 por ciento); la Unión Ferroviaria (UF), de José Pedraza (anterior concesionario) con el 12 por ciento, y La Fraternidad y el Sindicato de Camioneros, con el 4 por ciento para cada uno en concepto del Programa de Propiedad Participada (PPP).

Del encuentro entre Maturano y Moyano se descartó un posible regreso ("por lo menos en lo inmediato", dijo una fuente sindical) del líder de La Fraternidad a la CGT, pero sí la necesidad de ponerse de acuerdo ante la posibilidad que les da Kirchner de "recuperar los trenes y el transporte en general".

El razonamiento oficial de la inversión económica del Gobierno parte de que "el tren es un regulador de tarifas y cumple una función social, merece un buen funcionamiento y un país en serio no puede tener una mala prestación".

"Es seguro, se gana tiempo y es más económico -dijo una fuente de la Secretaría de Transporte a LA NACION-, [en un país donde] hay 10.000 muertos por año en accidentes de tránsito [y donde] viajan diariamente en tren 1.600.000 usuarios en Capital y el conurbano bonaerense."

La inversión prevista demuestra la importancia que volvió a tomar el ferrocarril en esta etapa (ver infografía). Y desde el punto de vista político, es "indispensable" mejorar la opinión de la gente sobre el servicio en los trenes y que sepa que es "el Estado quien auspició ese cambio", aseguró la fuente como demostración de que la determinación oficial incluye lo electoral.

Proyecto

Al mismo tiempo, ratificó que Kirchner tiene de su lado a los gremios de servicios (como camioneros y ferroviarios), que más podrían afectar a su gobierno si, por futuras rebeldías gremiales, decidieran no trasladar al público usuario.

Los anuncios de obras en las distintas líneas suburbanas, que "evidencian de paso la falta de inversión de los actuales concesionarios privados", según el vocero oficial, se suman al proyecto del llamado tren bala que empezará a construirse en 2007 y unirá en una hora y media a Buenos Aires con Rosario y Córdoba. Según los gremios, "la mano de obra y posterior personal que trabaje en el servicio significarán 20.000 puestos de trabajo".

Conforme con el compromiso oficial, Maturano confió a LA NACION su satisfacción por la "reactivación" del sistema ferroviario, y por ejemplo mencionó que "desde 1958 no hubo inversión" en el sector. Como muestra de la crisis, agregó que en 1971 había 380 locomotoras y hoy sólo quedan poco más de 100, y que de los 105.000 ferroviarios que había entonces, hoy son apenas 25.000.

Maturano indicó que, junto con Moyano, quedaron "conformes por la complementación que tendrán el ferrocarril y el transporte de camiones".

El líder ferroviario explicó que el jefe de la CGT apoyó la propuesta de un "sistema polimodal" que permita transportar por tren las cargas de los camiones donde estos las depositen. "Abaratará costos y todos tendremos trabajo", dijo, casi como si fueran amigos.

Por Luis Laugé
De la Redacción de LA NACION

3 comentarios en “La reactivación de los trenes, con fines sociales y electorales

  1. Pingback: #Menem #Menemismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  2. Pingback: #Menem #Menemismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  3. Pingback: Ferrocarriles | CELN – ¿Cuál es la noticia…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s