Por una denuncia, peligra el traspaso del Belgrano Cargas

La Nación
 
Presentación de la Oficina Anticorrupción a la Justicia

 
Investigan irregularidades en el traspaso a la Unión Ferroviaria, en 1998
 

  • La OA dice que el gobierno de Menem dio la concesión por contratación directa
  • Podría trabar el nuevo traspaso a la sociedad entre Macri, Roggio y los sindicatos

 

La transferencia del ferrocarril Belgrano Cargas a tres grupos empresarios y tres sindicatos podría trabarse si prospera una denuncia que efectuó la Oficina Anticorrupción (OA).

En diciembre pasado, el organismo que dirige el fiscal de Control Administrativo, Abel Fleitas Ortiz de Rozas, presentó una denuncia penal contra funcionarios del gobierno del ex presidente Carlos Menem y contra sindicalistas de la Unión Ferroviaria por presuntas irregularidades en la entrega del ramal, en noviembre de 1998, al sindicato que dirige José Pedraza.

"La denuncia que se realizó implica cuestionar la validez de aquella concesión. Cuestiona la tenencia de las acciones por parte de la Unión Ferroviaria, y eso podría repercutir en la adjudicación de esas acciones a un grupo de operadores nuevos", dijo Ortiz de Rozas a LA NACION.

En el Gobierno restaron importancia a la investigación. "No tiene nada que ver con la actual negociación con los grupos privados. Eso sólo cuestiona una situación anterior", respondió un funcionario.

Sin embargo, la causa podría trabar la operación impulsada por el Gobierno para ceder el manejo del ramal a Macri -que va acompañado por una empresa china-, Roggio y Emepa -concesionario de la hidrovía y del ferrocarril Belgrano Norte-, que compartirían la gestión con el Estado y tres gremios: la Unión Ferroviaria, La Fraternidad y los camioneros.

Entre los posibles responsables de la maniobra cuestionada, siempre según la OA, se encuentra el ex presidente Menem; los ex ministros Roque Fernández, Jorge Rodríguez y Raúl Granillo Ocampo; el ex secretario de Transporte Armando Canosa, y el gremialista José Pedraza, entre otros.

Extensa investigación

La Oficina Anticorrupción acompañó al juez Federal Rodolfo Canicoba Corral una extensa investigación que da cuenta de que el gobierno del entonces presidente Carlos Menem adjudicó por contratación directa la concesión del servicio ferroviario.

La historia se remonta a 1991, cuando Menem firmó el decreto para la concesión de la red ferroviaria. En 1992, la licitación del ramal Belgrano Cargas quedó desierta y un año después se emitió un nuevo decreto que dispuso escindir de Ferrocarriles Argentinos la gerencia general del conflictivo ramal.

Así surgió la sociedad anónima Ferrocarril General Belgrano, que comenzó a funcionar en octubre de 1993, cuyo capital estaba en manos del Ministerio de Economía, Obras y Servicios Públicos en un 99 por ciento.

Esta empresa era la encargada de "atender la explotación del servicio de transporte de carga por donde actualmente se extiende el trazado de las vías del Ferrocarril General Belgrano", relata la denuncia de la OA. Sin embargo, esta operación era transitoria y hasta que se lograra la privatización del ramal. Según el trabajo de la OA, este paso era una mera "etapa intermedia".

"En estas condiciones, la sociedad recibió del Estado nacional la suma aproximada de 250 millones de dólares", dice la denuncia.

"Lo que sucedió después es que se entregó el ramal a la Unión Ferroviaria por contratación directa, sin los procesos de licitación a los que se tiene que ajustar el Estado", dijo Fleitas Ortiz de Rozas.

En emergencia

"Al margen de los números, tampoco se cumplió con el régimen de contratación pública. En la práctica lo que se hizo fue beneficiar a un grupo de dirigentes sindicales; ni siquiera a los trabajadores", agregó.

La semana pasada, el Gobierno firmó un decreto donde declaró el ramal en emergencia. En rigor, dio otro paso para volver a entregar la concesión del Belgrano Cargas a manos privadas.

La medida no sólo es un salvamento del ramal, sino que otorgó una suerte de certificado de buena conducta a la Unión Ferroviaria, actualmente accionista mayoritario del Belgrano Cargas.

El decreto nada dice sobre la deficiente gestión del ramal, que terminó con sólo 20 locomotoras en circulación de las 120 que tiene el plantel, y con una disminución de un 60% de la carga transportada, que pasó de 3,2 millones de toneladas a 600.000.

Pedraza, que estuvo presente en el acto en el que el presidente Néstor Kirchner decretó la emergencia, también está procesado por un supuesto desvío de más de $ 34 millones destinados a gastos de sepelios del personal de la Unión Ferroviaria.

Si los planes del Gobierno prosiguen, el sospechoso sindicalista y la Unión Ferroviaria seguirán siendo socios del Belgrano Cargas, aunque esta vez sólo serán minoritarios.

Por Diego Cabot
De la Redacción de LA NACION

3 comentarios en “Por una denuncia, peligra el traspaso del Belgrano Cargas

  1. Pingback: #Menem #Menemismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  2. Pingback: Economía. Fundamentos de economía y finanzas (Apuntes) | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  3. Pingback: Ferrocarriles | CELN – ¿Cuál es la noticia…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s