De Menem a los K: El ferrocidio, intacto.

Alternativa Socialista, publicación del MST en Proyecto Sur.

Desde su entrega a empresas privadas a nuestros días, la política de abandono del sistema ferroviario ha sido una constante.

La historia del sistema ferroviario nacional se remonta a mediados del 1800. Semejante proceso no podría ser abarcado en este artículo, pero sí es posible afirmar que, desde su nacimiento, el ferrocarril ha tenido una relación muy estrecha con el modelo de país que se pretendía imponer.
Tras el golpe del ‘55, y acompañando la entrada de nuestro país al FMI, se desarrolló el llamado Plan Larkin, consistente en reducir el sistema ferroviario y aumentar el flujo de transporte en las rutas. Una huelga en 1961, con las mujeres ferroviarias a la cabeza, logró frenarlo.
Con las dictaduras de Onganía (1966) y Videla-Massera-Agosti (1976) el plan fue retomando. Martinez de Hoz, ministro de economía del golpe genocida, decía “achicar el estado es agrandar la nación”. Y lo hacía despidiendo miles de ferroviarios y dejando la mitad del sistema en condiciones de destrucción.
Durante el gobierno de Alfonsín, el Ministro de Obras y Servicios Públicos Rodolfo Terragno, se dispuso a avanzar en la privatización de los trenes, pero no tuvo la fuerza para implementarlo.

Menem lo hizo

Como comentáramos en nuestra edición anterior en relación con YPF, la llegada del riojano a la Casa Rosada implicó el impulso de una política de destrucción y entrega de todo el patrimonio nacional.
A mediados del ´89 sancionó la Ley de Reforma del Estado, mediante la cual se dispone el paso a manos privadas de todas las empresas estatales.
En el caso de los ferrocarriles, se llevó a cabo el siguiente plan:

· El sistema de transporte de cargas se privatizó a escala nacional, sin dividir por provincia, y se repartió en 6 concesiones: 1) Nuevo Central Argentino S.A. 4.752 Km; 2) América Latina Logística Central S.A. (Ex Buenos Aires al Pacífico S.A 5.254 Km.); 3) Ferrosur Roca S.A. 3.377 Km.; 4) Ferroexpreso Pampeano S.A. 5.094 Km.; 5) América Latina Logística Mesopotámica S.A. (Ex Ferrocarril Mesopotámico S.A. 2.704 Km.) y 6) Belgrano Cargas S.A. 7.347 Km. Es de destacar que la Unión Ferroviaria, cuyos dirigentes fueron de gran ayuda para lograr la privatización, fueron premiados con la concesión de la línea Gral Belgrano. En 1999, el sindicato fue el que se hizo cargo del ferrocarril y de la red, mediante el decreto 1037/99.

· El transporte de pasajeros sí se dividió por las provincias. En 1991 fue segmentada Ferrocarriles Argentinos. Para el Área Metropolitana las empresas que se hicieron cargo fueron: Metrovías SA, de la línea Urquiza y de la red de subterráneos; Transportes Metropolitanos Gral. Roca SA, de la línea Roca; Transportes Metropolitanos Belgrano Sur SA, de la línea Belgrano Sur; Transportes Metropolitanos Gral. San Martín SA, de la línea San Martín; Trenes de Buenos Aires, de las líneas Mitre y Sarmiento; y Ferrovias SAC, de la línea Belgrano Norte. Las provincias, con o sin concesionarlo, se harían cargo de su transporte ferroviario. En 1993, Ferrocarriles Argentinos dejó de existir.
Más de 60 mil propiedades, 3 mil locomotoras, 1.600 estaciones, y 40 talleres con miles de maquinas y repuestos, fueron las pérdidas de nuestro caudal ferroviario.
Se consumaba así el ferrocidio.

Néstor y Cristina lo mantuvieron

Mientras el Estado siguió aportando subsidios desde la privatización del tren, las multas de las empresas fueron borradas por Duhalde en 2002, mediante la Ley de Emergencia Ferroviaria. Esta ley siguió vigente con el kirchnerismo.
En los gobiernos de Néstor y Cristina aumentaron las promesas… pero mucho más los millonarios subsidios para los mismos empresarios a los que el menemismo dio las concesiones. La Secretaria de Transporte, con Jaime primero y con Schiavi después actuó como garante de los negociados empresarios. Para entregarlos se utilizó la excusa de que “perdían” un millón por día, hoy el estado pone 3 millones diarios.
Los trenes siguen siendo los mismos y las vías están en estado deplorable. Pero los ministros anuncian grandes inversiones que nunca se ven.
Los 51 fallecidos y 700 heridos conmocionan al país entero. Son el crudo testimonio de la continuidad inalterada del ferrocidio.

3 comentarios en “De Menem a los K: El ferrocidio, intacto.

  1. Pingback: #Kirchner #Kirchnerismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  2. Pingback: #Menem #Menemismo | CELN - ¿Cuál es la noticia...?

  3. Pingback: Ferrocarriles | CELN – ¿Cuál es la noticia…?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s