Categorías
POLÍTICA

Llega al interior el boom de los edificios de lujo

La Nación
 
Mercado inmobiliario: efecto de la recuperación del campo y el turismo

 
Ya hay más de 200 torres de primer nivel en construcción en las principales ciudades
 
 
El boom de la construcción no se termina en Puerto Madero o en la General Paz. Las torres de vivienda de lujo también empezaron a multiplicarse en los barrios residenciales de las principales ciudades del interior del país, y si se suman los emprendimientos en Rosario, Córdoba, Mendoza, Mar del Plata y Neuquén, en la actualidad ya superan los 200 los edificios de primer nivel en construcción.

Sin nada que envidiarles a los proyectos más suntuosos de la zona norte de la Capital Federal, en las grandes ciudades del interior hoy dejaron de ser una novedad los edificios de más de diez pisos que ofrecen amenities, como pileta, gimnasio o salón de fiestas. Y al igual que en Buenos Aires, detrás de la explosión de la oferta en materia inmobiliaria no hay una recuperación del crédito hipotecario. Los especialistas destacan que, paradójicamente, gran parte del éxito de los proyectos urbanos se explica por el buen momento que vive el campo.

"La recuperación de las economías regionales tuvo un impacto muy fuerte en la construcción, porque el productor agropecuario, después de cambiar la camioneta y renovar la maquinaria para su campo, en lo primero en que invierte es en departamentos, ya sea para su uso, para que estudien sus hijos o como una forma de ahorro", señala Dante Sica, director de la consultora Abeceb.com.

A la locomotora que significa el campo, también se suma la falta de alternativas de inversión, lo que torna mucho más atractivos los proyectos inmobiliarios. "Es una cuestión de oportunidad. Hoy conviene invertir en la construcción y la compra de viviendas porque se trata de activos que no sólo son rentables, sino también seguros", sostiene José Rozados, director de la consultora Reporte Inmobiliario.

Rosario es, por lejos, la ciudad que lidera esta explosión de proyectos inmobiliarios. Según un relevamiento realizado por Reporte Inmobiliario en 154 manzanas de la ciudad santafecina, en la actualidad hay 90 edificios en ejecución, que suman más de 150.000 metros cuadrados, a un precio promedio de venta de 910 dólares el metro cuadrado.

"Al no depender tanto del empleo estatal, Rosario tiene tradicionalmente muchos vaivenes en materia económica, y hoy vive una fuerte recuperación, sustentada por la soja y la carne, que impacta en el tejido pyme de toda la ciudad y que también es el motor de este boom de la construcción, dirigido básicamente a un segmento de altos ingresos", explicó Sergio Fernández, gerente de OP Developers, la desarrolladora inmobiliaria que está levantando el edificio más alto del interior del país: la torre Aquilina, que tendrá 39 pisos.

Proyectos de categoría

En Córdoba, sólo en 30 manzanas del barrio de Nueva Córdoba -la zona de más categoría de la ciudad- hoy hay 38 edificios en construcción, que son comercializados a un promedio de 872 dólares el metro cuadrado.

En el caso de Mendoza, la multiplicación de los proyectos de torres de vivienda -hoy hay 33 edificios en construcción y otros 22 emprendimientos a la espera de la aprobación municipal- es acompañada por una recuperación de la industria hotelera: para los próximos 36 meses se espera la apertura de media docena de hoteles y apart-hoteles de lujo, apuntando a la mayor demanda de turistas y compradores extranjeros (en este caso, básicamente chilenos).

Efecto turismo

Otra de las ciudades en las que la construcción vive una fuerte recuperación es Mar del Plata, con 22 edificios de primer nivel en construcción, que en promedio saldrán a la venta a 1100 dólares el metro cuadrado.

"El auge de la construcción en Mar del Plata se explica a partir del segmento de turistas de alto poder adquisitivo que está recuperando la ciudad, gracias a la inauguración del tramo final de la autopista y de la mejora en la oferta hotelera", explica Pablo Pini, director de Asset Land, la firma que está detrás de la recuperación del histórico edificio de La Normandina, en Playa Grande, que será reconvertido en un polo gastronómico.

En otros casos, el motor del boom inmobiliario no son las actividades agropecuarias o del turismo, sino el buen momento que vive la industria petrolera, que explica buena parte de las 28 torres de más de once pisos que están en marcha en el centro de la ciudad de Neuquén, en un radio de no más de 15 cuadras a la redonda.

Por Alfredo Sainz
De la Redacción de LA NACION

Por David Encina

Periodista

Ver perfil en LinkedIn / twitter.com/DavidEncina

Trabajador. Asesoría en comunicación social, comercial y política para el desarrollo de campañas. Análisis de servicios al cliente y al público. Aportes para la gestión de redes sociales con planificación estratégica.

Contacto: mencin@palermo.edu / david.encina@facebook.com / encina_david@yahoo.com.ar/ m.david.encina@gmail.com

Más información ver en David Encina V. - PRENSA.
http://cualeslanoticia.com/prensa/

Una respuesta a «Llega al interior el boom de los edificios de lujo»

¿Qué opinas? Deja un comentario

A %d blogueros les gusta esto: